Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Data is Loading...
Your address will show here +12 34 56 78
Nutrición, Running

Se acerca una de las carreras de uno de los seriales más emblemáticos, en 21k de monterrey Rock n’ Roll, y así como ustedes, a mi me cuesta mucho trabajo la alimentación durante ese día, por que a diferencia de otras carreras, la mayoría de las carreras de Rock n’ Roll se realizan durante la noche para que, posteriormente se cierre el día con un buen concierto, así qué ¿qué debemos comer cuando nuestra competencia se realiza durante la noche?


Lo ideal sería entrenar al menos 2 o 3 veces por semana, mínimo 2 meses antes por la tarde, para acostumbrar al organismo a realizar el ejercicio con el estómago más cargado y así no tendrás problemas, si no puedes hacer esto, aquí te va una guía rápida para sobrevivir a una carrera nocturna sin complicaciones.


EL OBJETIVO: Llegar bien alimentado a la carrera

Una carrera nocturna, a diferencia de una matutina tiene sus ventajas, podemos asegurarnos que llegues a la carrera bien hidratados y con nuestras reservas de glucógeno a tope, sin embargo en el equilibrio se encuentra el secreto, recuerden, “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre” es decir, tampoco se trata de comer o tomar bebidas isotónicas o agua en exceso, ya que esto puede provocar que lleguemos a la carrera con un estómago lleno y que nos sintamos pesados, padezcamos de dolor de caballo o tengamos otros malestares gastrointestinales (no entraré en detalles pero ustedes saben a qué me refiero).

Así como en un 21k matutino hay que realizar nuestra carga de carbohidratos, para saber más sobre cómo realizarla correctamente puedes ver el artículo de el 21k de ESPN.

http://sportsjunkie.mx/que-comer-antes-durante-y-despues-de-medio-maraton/

El desayuno de ese día puede ser algo que desayunos generalmente, eso sí, que tenga carbohidratos y contengan poca grasa, pueden ser unos molletes con queso panela, unos chilaquiles o unas quesadillas, si estás acostumbrado puedes agregar también un vaso de leche, eso sí que no sea algo muy cargado.


Para la colación matutina procura meter un poco de cereales, como una barrita o unas galletas bajas en grasa.


En la comida empieza lo complicado, procura que tu comida pesada sea 4 o 5 horas previas a tu competencia, procura que un 80% de tus alimentos sean carbohidratos, procura no consumir grasas y elige poca proteína. Mi plato favorito pre competencias nocturnas en un arroz al vapor con un poco de atún.

EVITA al 100% carnes rojas, preferentemente desde un día antes y las bebidas con gas.


Durante el día, dependiendo del calor y la humedad, puedes consumir de 1-2 L de bebidas isotónicas.


2 horas del evento realiza una comida súper ligera, puede ser una fruta y 250-500 ml de agua y/o bebidas isotónicas.


Durante la carrera hidrátate lo más que puedas y consume tus géles o gomitas de la manera en la que usualmente lo realizas.

0

General, Nutrición

Cuando hablo con otros corredores sobre el consumo de proteína y la relación que tiene esta con su desempeño, las respuestas son variadas, hay algunos que me dicen que es necesaria para no perder músculo, otros que la toman sólo cuando quieren marcarse o ganar fuerza, mientras que hay algunos que me dicen que no son necesarias para los corredores. En mi opinión, es que, en términos de nutrición, hemos satanizado un poco a los hidratos de carbono, y hemos puesto a las proteínas como el nutrimento indispensable para realizar el ejercicio, y si bien, es indispensable tener un aporte adecuado de proteína para una pronta recuperación, para tener un buen desempeño, consumir shakes o aminoácidos, no lo es todo.

 

Para empezar a hablar sobre las proteínas, hay que definir qué son, y para que nos sirven. Las proteínas son macronutrimentos que están conformados por un conjunto de aminoácidos, existen 2 tipos de aminoácidos, los dispensables o no esenciales (que nuestro cuerpo produce) y los indispensables o esenciales, que como su nombre lo dice, es necesario que los consumamos por medio de nuestra dieta, ya que no los generamos, los aminoácidos esenciales son los siguientes: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

 

¿Les suena los BCAA’s? estos son los aminoácidos ramificados (Branched Chain Amino Acids) Leucina, Valina e Isoleucina, que son parte de los aminoácidos esenciales, y se absorben de manera rápida en el cuerpo, pero antes de que salgas corriendo a comprarlos, sigue leyendo el artículo.

 

La función principal de la proteína es la síntesis y mantenimiento de los tejidos y componentes en el cuerpo (como la hemoglobina, anticuerpos, hormonas y enzimas), es por esto que, si queremos generar músculo o tener una recuperación muscular más rápida debemos de consumir proteína.

 

Las proteínas podemos encontrarlas en los productos de origen animal, carne, lácteos, huevos, y en los cereales, leguminosas y ciertas verduras, aunque, en la mayoría de los casos, los aminoácidos que nos aportan los alimentos que no son de origen animal no siempre contienen todos los aminoácidos esenciales, las fuentes vegetales con mayor y mejor aporte de aminoácidos, son la soya, el amaranto, el kale o col rizada, el tofu, la quinoa, el seitán, las semillas de chía y en general las leguminosas.

 

¿Para qué sirve la proteína en el deporte?

Durante los entrenamientos intensos o de fuerza, nuestros músculos sufren de micro rupturas, en los primero 15 minutos después del entrenamiento tenemos una ventana anabólica en la cual, el consumo de proteína nos ayudará a una recuperación mucho más rápida, si estamos intentando generar hipertrofia, es decir, ganar músculo, el consumo de proteína también nos ayudará, sin embargo adicional al consumo de proteína, necesitamos un balance positivo de energía, en otras palabras, tener energía extra para que el cuerpo pueda utilizarla en la formación de tejido muscular, y hacer ejercicios que favorezcan a la ganancia de músculo.

Otro beneficio que yo le encuentro al consumo de proteína en el deporte, es que la proteína me da más saciedad que los hidratos de carbono y los lípidos, no se a ustedes, pero a mi hay temporadas del entrenamiento que me da un hambre de lobo feroz, consumir alimentos altos en proteína me ayuda a controlar el hambre y evita que coma de más y que tenga una ganancia de peso, además se ha visto que consumir proteína en la noche genera una ganancia de músculo mayor y si es lo que se busca, también una mayor pérdida de peso.

 

¿Cuánta proteína debo de consumir?

Como corredor recomiendo un consumo entre 1.5 -1.7 gr por kg de peso, en general, sin embargo, este rango puede variar dependiendo de tus objetivos, la intensidad del ejercicio que realices y si hay algún factor de estrés que pueda estar requiriendo un mayor aporte de aminoácidos (lesiones, enfermedades recurrentes, crecimiento, etc). La mayoría de las personas no podemos absorber más de 25 gr de proteína en cada tiempo de comida, por lo que es importante que distribuyamos nuestro consumo de proteína a lo largo del día, cuidando que tengamos un aporte de proteína en los primeros 15 minutos después del entrenamiento para aprovechar la ventana anabólica.

Otras cosas que hay que tomar en cuenta

No es necesario que el aporte de proteínas venga de shakes, podemos consumir alimentos altos en proteína y con eso alcanzar nuestros requerimientos, obviamente, para algunas personas es más fácil llevar al gym un polvo de proteína, que una lata de atún.

La proteína de mayor calidad es la de suero de leche, también conocida como whey protein.

Para una mayor recuperación, después del entrenamiento debe de buscarse una relación de 1 g de proteína por cada 3 o 4 gr de hidratos de carbono.

Los BCAA’s por su rápida absorción pueden utilizarse durante el ejercicio, pero solo son necesarios en ejercicios de muy alta intensidad o cuando se busca una ganancia muscular.

0

Nutrición

Estas a punto de hacer el IRONMAN 70.3 de Monterrey, ¡FELICIDADES! No cualquiera se atreve a este gran reto, hoy te dejo 10 tips para que te alimentes de manera adecuada, y todos los entrenamientos que realizaste rindan frutos y des tu 100%.

Ojo, una competencia NO es el momento adecuado para ser emprendedor, si alguno de estos consejos no lo practicaste durante los entrenamientos, no lo hagas, podrías perjudicarte en lugar de beneficiarte.

  1. Carga de carbohidratos: cambia tu alimentación 3 días antes, procura que el 70-80% de tu ingesta sea a base de carbohidratos y el resto de grasas y proteínas de fácil absorción (es decir, evita carnes rojas).

 

  1. Hidrátate y come suficiente antes de empezar: Monterrey es húmedo, así que en al momento en el que te levantes toma ½ vaso de agua y procura tomar mínimo un vaso de bebida isotónica cada hora para asegurarte que llegues hidratado a la competencia y consume los alimentos a los que ya acostumbrado, por ejemplo, un plátano + 1 sándwich de mermelada es una gran opción.

 

  1. ¡Empieza la competencia! La primera oportunidad que tendrás de hidratarte y/o alimentarte será después de terminar la natación, comer o no, dependerá de cuánta agua hayas tomado durante la nadada, si sientes que tomaste mucha, espera a la bicicleta, si no, puedes consumir un plátano o una barra energética más un vaso de bebida isotónica.

 

  1. Estás en la bicicleta ¡Aprovecha el momento! Es el mejor momento para poder hidratarte adecuadamente y comer sólidos, utiliza en su mayoría bebidas isotónicas, utiliza el agua sólo para enjuagar el dulzor de la boca, si puedes consume 500-800 ml de líquidos.

 

  1. Alimentos sólidos: Durante la bici será el único momento en el cual podrás comer cosas sólidas sin riesgo de dolor de caballo, así que aprovecha, puedes comer un sándwich de jamón o mermelada y/o crema de cacahuate (tip: córtalo en 4 para que agarres de cuadrito en cuadrito y sea más fácil), una papilla de fruta, una barrita energética (igual que el sándwich córtala en 2 o 3 pedazos para que ese sea el que comas) o gomitas.

 

  1. Que NO hacer: No escojas barritas de chocolate, se derriten y se hace una masa (créeme, lo sé por experiencia), geles (los necesitarás en la carrera y puede hartarte el sabor, además de que calientes no saben tan bien).

 

  1. En la transición de la bici a la carrera: Es tu última oportunidad de comer algo sólido, te recomiendo un plátano o medio sándwich de mermelada, además de ½ vaso de bebida isotónica.

 

  1. En la carrera: Es momento de utilizar los geles, gomitas o beans, procura consumirlos cada 45 min -1 hr.

 

  1. Hidrátate: En cada puesto de hidratación procura consumir bebidas isotónicas y si hay posibilidad agarra una bolsita de agua para llevarla durante el camino, toma 1 o 2 traguitos cada 10 minutos.

     

  2. ¡¡Terminaste, felicidades!! Hidrátate bien, toma 1 o 2 litros de bebida isotónica, tragos pequeños cada 10 minutos hasta que tu orina sea de un color amarillo claro, come alimentos altos en proteína y carbohidratos.

  1. Por qué un punto extra nunca está de más, estira, y toma algún relajante muscular para que al siguiente día puedas moverte, no te prometo que lo logres como una persona normal, pero ese caminar raro significará que lograste completar tu IM70.3

 

  1. ¡Presume tu medalla!
0

Nutrición
Se viene la temporada de medios maratones en la Ciudad de México, empezamos con el 21k de ESPN, y continuamos con el ya tradicional medio maratón del Día del Padre, Superman y el medio maratón de la Ciudad de México.  Además de prepararte entrenando, es súper importante que descanses y que te alimentes bien, esto hará la diferencia entre sufrir una carrera y disfrutarla al 100.

Hoy te compartiré la guía que todo corredor debe de hacer para tener una buena nutrición antes, durante y después de un maratón.

ANTES
3 días antes: ¡Empieza la carga de carbohidratos! Antes de que pidas tu pizza con pepperoni o una pasta cremosa, ¡DETENTE! La carga de carbohidratos no se trata de que pidas toda la comida italiana que se te cruce en el camino; necesitamos hacer un consumo inteligente y saludable; ¿qué quiero decir con esto? Comer frutas, leguminosas y cereales integrales. El objetivo de aumentar tu consumo de carbohidratos es asegurar que tus reservas de glucógeno muscular y hepático están al tope, este glucógeno lo utilizarás durante la competencia; si tu consumes puros carbohidratos simples (dulces, pizza, pasta), tu cuerpo no podrá almacenarlos como glucógeno ya que entran de manera muy rápida a tu cuerpo, y se almacenarán en forma de grasa; además, si consumes carbohidratos acompañado de cremas, quesos maduros, o proteína alta en grasa, ¿qué crees que pase con ese exceso de grasa y energía?… ¡Exacto! Se almacenará en forma de grasa, y… nadie quiere eso.

Entonces ¿qué debes de comer? Aquí te pongo algunos ejemplos:

  • Arroz integral o al vapor acompañado de atún con salsa de soya
  • Pasta integral con jitomate, espinacas y pollo
  • Pan pita con jamón de pavo y queso panela
  • Yogurt con fruta y amaranto


Ojo: No se trata de comer más, se trata de comer de manera diferente; menos proteínas y grasas, y más carbohidratos.

La hidratación: Afortunadamente el clima de la Ciudad de México no es muy caluroso; sin embargo, es importante llegar a una competencia bien hidratado, sobre todo si sudas mucho o tu competencia será en climas húmedos y/o calientes.

2 días antes: Inicia el consumo de bebidas isotónicas. La cantidad y el tipo dependerán de cada individuo, pero en promedio se necesita 1 L al día.

La cena previa a la competencia: El error más común, el que todos hemos cometido… ¡Comer carbohidratos como si no hubiera un mañana, una noche antes! Recuerda, ya llevas 3 días preparando a tu cuerpo para este evento, no es necesario excederte; si lo haces, lo único que lograrás será sentirte pesado y no tener un buen descanso. Procura que esta cena sea ligera, muy baja en grasa, sin carne roja y llena de cereales.

EL DÍA DE LA COMPETENCIA
Regla de oro, no es día para verte emprendedor, es decir, ¡no experimentes! Desayuna alimentos a los que ya estés acostumbrado: un pan con mermelada, una fruta o jugo. Hidrátate bien dependiendo del clima, toma 1 vaso con agua o con bebida isotónica.

DURANTE
¡Hidratación! ¡hidratación! ¡hidratación! Aprovecha cada puesto de abastecimiento para tomar bebida isotónica o agua; si es posible, toma 2 o 3 traguitos cada 10 minutos, no bebas todo en una sola toma, por que puede llegarte a causar “dolor de caballo”.

Alimentos: puedes consumir geles, gomitas, frijolitos, papillas de fruta o miel cada 45 min o cada hora: todo dependerá de como te sientas y la intensidad con la que corras.

DESPUÉS
Si te es posible, pésate antes y después de la competencia. La diferencia de peso, multiplícala por 1.5; la cantidad que resulte será el agua/bebida isotónica que deberás tomar, hasta que el color de tu orina de vuelva amarillo claro.

Ejemplo:

Antes de correr pesé 54 kg, después 52.7

54 – 52.7 = 1.3 L * 1.5 = 1.95 litros

Desayuna alimentos que tengan carbohidratos y proteínas para recuperar tus músculos y tu glucógeno muscular.


Ahora sí, ¡ESTAS LISTO! Disfruta mucho esos 21 km llenos de diversión.
0

Nutrición
Según algunos estudios, la gente que desayuna normalmente pesa menos. Y los que se saltan la primera comida del día tienden a optar por alimentos altos en calorías en la comida o en la cena.   Sin embargo, el desayuno no es siempre una opción saludable. Un bol con cereales de chocolate puede estar lleno de azúcar y de otras cosas de todo menos saludables. Al final se trata de tener una comida equilibrada. Ahora es hora de que comprobemos cómo es la realidad: ¿estás cometiendo estos errores?

Error #1: te tomas el desayuno para llevar

En lugar de preparar el desayuno pospones la alarma. Luego escoges algo rápido en la panadería y te lo zampas de camino al coche. Y piensas que qué mal te puede hacer. Después de todo, al cuerpo no le importa si comes en la mesa o andando. Pero de hecho sí importa. La gente que le da importancia al desayuno tiende a comer de forma más consciente. Los resultados que sugiere este estudio es que caminar distrae al cerebro y por lo tanto consumimos más calorías mientras nos movemos. Además, no masticar los alimentos como es debido puede llevar a tener problemas digestivos. Consejo: si no tienes tiempo por la mañana o prefieres dormir más, prepara tu desayuno saludable la noche anterior.

Error #2: te estás saltando la fibra

Si consumes montones de azúcar para desayunar, tendrás hambre en una hora o dos. ¿Por qué? Los picos de azúcar en sangre después de comer bajan de nuevo e igual de rápidamente. Además una comida rica en carbohidratos simples es más fácil de digerir. El impulso de energía que le da al cuerpo es breve y luego volverás a tener hambre. ¿Por qué? Porque el sistema digestivo no tiene que trabajar tan duramente. Estos carbohidratos se absorben directamente de los intestinos a la sangre en su forma más simple (monosacáridos o azúcares simples). Los cereales azucarados de desayuno son por lo tanto más rápidos de digerir. Los alimentos altos en fibra (como la avena, los productos integrales, las legumbres o las verduras) son exactamente lo contrario: te sientes lleno durante más tiempo porque la fibra se queda en el estómago durante más tiempo y te lleva más digerirla. La fibra mantiene a los intestinos saludables, baja el riesgo de padecer diabetes y, según algunos estudios, puede incluso prevenir el cáncer de colon. Deberías consumir unos 30 g de alimentos altos en fibra al día. ¿Qué te parece un bol de copos de avena y calabacín para desayunar? Puedes encontrar la receta en nuestra app Runtasty.

Error #3: no estás tomando suficiente proteína

La fibra no es lo único que te mantiene saciado. La proteína también juega un papel importante en la sensación de saciedad. Una ingesta adecuada de proteína te puede ayudar contra los antojos. Así que asegúrate de que tomas suficientes macronutrientes en el desayuno. ¿Cuáles son buenas fuentes de proteína? Una tortilla con pan integral, avena con yogur griego y fruta o tostadas integrales con mantequilla de frutos secos, plátano y chía. Si necesitas algo rápido, echa un vistazo a nuestro smoothie para desayunar casero.
Sabías que… 1-1,7 g de proteína por cada kilo de peso corporal en un día es todo lo que necesitas, dependiendo de tu nivel de actividad física.

Error #4: estás obviando la grasa

¿La grasa engorda? No es tan simple como eso. Se acabaron los días en que tenías que comer productos light para llevar una dieta sana. Los alimentos altos en grasa deberían ser una parte integral de tu dieta, igual que los carbohidratos y las proteínas. Deberías incluir las grasas saludables en la comida más importante del día. Mantequillas de frutos secos, semillas, aguacates o yogur son buenas opciones. Te mantendrán saciado y están riquísimos.  

Error #5: no estás comiendo suficiente

Un desayuno saludable es una buena forma de empezar el día. Si escoges tomar una comida equilibrada, lo más probable es que sigas comiendo sano durante el resto del día. No temas comer mucho al desayunar: para activar el metabolismo por la mañana es una buena idea que te llenes de alimentos naturales (como los ejemplos que te hemos dado antes). De esta forma estarás preparado para afrontar el día y no tendrás que preocuparte por que te rujan las tripas horas antes de comer. ¡El desayuno es la comida más importante del día! Asegúrate de que tomas una dieta equilibrada, centrándote en comer y llénate de alimentos naturales sin reparo.  
0

Nutrición
“¿Por dónde empiezo si quiero perder peso?”. Creo que me han hecho esta pregunta cientos de veces en mis últimos 10 años en la industria del fitness. Aunque las medidas a la hora de perder peso deben ser distintas en cada caso, hay algunos consejos que funcionan para todo el mundo. No te preocupes por no saber dónde empezar, no estás solo. Hay montones de gente como tú y no te debería dar corte hacerte esta pregunta. Espero que este artículo resuelva tus dudas y que no te la tengas que hacer más. ¡Ése es mi objetivo!

Por dónde empezar si quieres perder peso:

1. ¡DECÍDETE!

Esto es lo más importante. TÚ tienes que decidir si ya tienes bastante con la vida que has estado viviendo y si necesitas un cambio, como mejorar tu salud o adelgazar. TÚ tienes que llegar a ese punto, sin que ninguna otra persona te fuerce a hacerlo. TÚ tienes que trabajar cada día, con compromiso y decisión. He trabajado con gente que no se había llegado a decidir a perder peso, pero me que me contrató como entrenadora de todas maneras. Era algo muy obvio porque la determinación y las ganas desaparecieron muy rápidamente. De hecho, muchos llegaban a mentirme sobre lo que comían. Hmmm… ¡Estamos haciendo esto por ti, no por mí! ¡Tú eres el que decides!

2. Sal a caminar

Caminar tiene unos beneficios increíbles y lo puedes hacer en cualquier momento o lugar. Salir a pasear es un ejercicio con bajo nivel de estrés e impacto (no como el running) y es una forma excelente de quemar grasas y adelgazar. Sólo tienes que ponerte unos zapatos cómodos, para andar, salir a correr o entrenar, ¡y salir! Será un momento genial para escuchar tus canciones preferidas o un audiolibro. ¡No pienses, sólo camina!  

3. Haz un tablero de tu vida ideal

Hojea unas cuantas revistas y recorta las fotos de tu vida ideal, tu cuerpo, tu forma de vida, tu casa, etc. Ponlas en un corcho y cuélgalas en un lugar donde las puedas ver todos los días. Míralo, visualiza cómo te sentirás al alcanzar esas metas de pérdida de peso (sí, también puedes cerrar los ojos) y DECIDE que lo conseguirás, te cueste lo que te cueste. Yo tengo fotos de Oprah Winfrey y Jillian Michaels en mi tablero. A menudo toco sus corazones y luego toco el mío, como si quisiera hacer una transfusión con mis fuentes de inspiración. ¡Me da igual si suena raro! ¡Lo hago y es genial!

4. No te bebas calorías. ¡Toma sólo agua!

Si quieres perder peso, ni zumos, ni refrescos, ni bebidas deportivas… ¡Sólo agua! Intenta beber 35-40 ml por cada kilo de peso corporal. Añade 500-1000 ml por hora de ejercicio. Ah, y nada de refrescos light. Los edulcorantes artificiales activan los “puntos de recompensa” que se estimulan cuando tomamos dulces. Como no tienen calorías, es difícil detener este impulso y tendrás cada vez más antojos.  

5. Define tu porqué

¿Por qué quieres perder peso? Tienes que escribirlo y ponerlo por todas partes. En tu tablero, en el espejo del baño, en el coche, en el móvil, en la cartera, en la oficina… ¡Tenlo siempre presente! Tiene que ser algo emocional y convincente, como: “Me quiero sentir en forma y con energía para correr detrás de mis hijos sin ahogarme”, “Quiero sentirme bien llevando este traje que he comprado para la boda de mis amigos”, “Quiero vivir más de lo que vivieron mis padres”. Y por favor, no caigas en frases como “Hazlo por los que te dijeron que no podrías hacerlo”. ¿A quién le importa esa gente? Olvídate de ellos, ¡hasta luego!

6. Equilibrio y estabilidad

Empieza haciendo ejercicios manteniéndote en un solo pie o en una superficie inestable (en la arena, sobre una pelota, etc). Así ayudas al sistema neuromuscular a trabajar de forma más eficiente y también fortaleces el core y los músculos estabilizadores reduciendo el dolor y las lesiones. Puedes probar este entrenamiento de equilibrio y estabilidad.

7. Empieza a apuntar lo que comes

¿Cuánto estás comiendo? ¿Lo sabes siquiera? Mucha gente no tiene ni idea de cuántas calorías ingiere. Según un estudio del New England Journal of Medicine, dos grupos de individuos (uno con historial de resistencia a la dieta y el otro sin) con niveles similares de peso, índice de masa corporal, grasa, educación y empleo, afirmaron que su estimación de calorías ingeridas al día es de 1.000, ¡ o MÁS! Por otro lado, tomar muy pocas calorías puede dificultar la pérdida de peso y que el cuerpo se libre de esa grasa extra, ya que la está reservando en caso de hambruna. Tienes que comer lo suficiente. ¿Ves por qué es importante apuntar lo que comes? ¡Empieza hoy mismo!

8. Estate presente mientras comes

¿Ves la tele, estás con el ordenador o con el móvil mientras comes? ¿Miras siquiera a la comida cuando te la estás comiendo? Si quieres adelgazar es hora de desconectar mientras comes. ¿Sabías que la digestión empieza con los ojos? Los ojos ven la comida y la boca empieza a producir enzimas en la saliva para empezar el proceso de tragar. ¿Y cómo masticas? ¿Masticas bien antes de tragar o vas con tanta prisa que te devoras la comida directamente? En serio, tienes que contestar con honestidad a estas preguntas. Intenta masticar la comida unas 25 veces antes de tragártela, que para eso están los dientes. ¿Te sientes hinchado después de comer? Masticar bien te puede ayudar mucho.
0