La nueva manera de entrenamiento que el aislamiento social me enseñó
30 junio, 2020
¿Correr al otro lado del mundo en pandemia?
17 agosto, 2020
Mostrar Todo

Las preguntas que muchos deportistas se harán para asistir a un evento atlético

En los últimos días, y especialmente gracias a la manifestación para abrir gimnasios y centros deportivos en México (con todo y retas de lagartijas entre policías y manifestantes) se ha abierto el debate sobre si ya se debería dar esta autorización y también qué va a suceder en la industria de la organización de eventos atléticos tal como maratones, carreras, triatlones, etc.

Estuve investigando un poco al respecto y todo lo que encontré habla de una industria establecida y consolidada que tendrá que reinventarse (como si otras industrias no se fueran a ver obligadas a lo mismo, como los restauranteros), y pues lo obvio es lo que podemos leer: se están buscando las fórmulas para mantener distancia, si las salidas pudieran ser en bloques, pérdidas de ingreso por patrocinio, cambios en la entrega de paquetes y todo lo hablan como si en el momento que digan ¡adelante!, la gente se va a volcar.

Ninguna industria -ninguna- puede asegurar hoy cómo será el comportamiento del consumidor una vez asentada la famosa “nueva normalidad”. Lo único que si sabemos es que habrá profundos cambios en este comportamiento. La única comparación que se me ocurre “de bote pronto” son los cambios que se registran después de sismos o temblores de alta magnitud: cambios de casa, incluso venta de inmuebles o compra de los mismos fuera de la ciudad del siniestro. Es decir, hay un comportamiento que viene precedido de un evento que cuestiona las seguridades del individuo. Y algo similar, pero a mayor escala va a suceder con la pandemia.

El cambio en el comportamiento del consumidor no lo vamos a conocer hasta que lo veamos actuar ante la oportunidad de compra. Por más que preguntemos, encuestemos, indaguemos y supongamos, no estaremos frente a hechos hasta que nos enfrentemos al dilema ¿me inscribo o no me inscribo?. El proceso de decisión de compra (como siempre ha sido) será influido por el contexto del consumidor y su relación/exposición a la oferta. Hoy, no se puede actuar pensando que “regresaremos” con el mismo “Journey”. Quizás la intensidad o el deseo de mantenerse saludable y en forma se puedan intensificar, no significa que querremos asistir a la misma cantidad de eventos que antes.

Lo mismo con los clubes deportivos o los gimnasios, no está nada claro el panorama porque aunque permitan reabrirlos habrá parte de la clientela que asista y otra que no. En este post, lo que intento es centrar la conversación en que no sabemos como nos vamos a comportar ante esas reaperturas.

No todos, pero en cierto punto, muchos de los consumidores de estos eventos y de gimnasios o centros deportivos, se harán las siguientes preguntas mientras no haya una vacuna disponible y aplicable a cada persona:

¿Qué tan seguro va a ser el evento o qué tan seguro es el gimnasio?

¿Para qué voy a pagar si voy a vivir una experiencia reducida o limitada en personas o en horarios?

¿Estarán realmente cumpliendo con las medidas sanitarias que prometen?

¿Qué pasará con los baños portátiles?

¿Cómo sé que los otros corredores o los otros socios del gimnasio tendrán los mismos cuidados que yo?

Durante la pandemia me ejercité en casa ¿Por qué no seguir así? ¿Por qué no uso parques o lugares públicos? ¿Podría representar  un ahorro de dinero significativo?

¿Las posibilidades de contagio aumentan en lugares cerrados? ¿Vale la pena arriesgarme?

¿Los seguros de estos evento / gimnasios cubrirán COVID-19? ¿Qué pasa si hay un contagio masivo?

¿Permitirán que mi familia vaya a apoyarme en la meta? Si no dejan que las familias estén en la meta ¿para qué me meto?

¿Cuál será el protocolo para los clubes o gimnasios que tienen albercas? ¿Cómo se manejarán las zonas húmedas?

¿Cuánto estoy dispuesto a pagar por un evento reducido?

¿Y si practico el deporte sin necesidad de meterme a los evento? ¿O solo a uno en particular?

Si no puedo correr/participar con mi equipo, amigo, pareja… ¿vale la pena ir al evento?

¿Qué me gustaría que tuvieran los kits de participante?

¿Se va a pensar que es discriminación si no permiten inscripciones de grupos vulnerables?

¿Cómo será la entrega de medallas? ¿Cómo los abastecimientos de agua y bebidas isotónicas?

Estas y muchas otras preguntas seguro van a surgir y las respuestas van a moldear los comportamientos de los atletas, especialmente los recreativos y que son al final, la masa crítica que hace que gimnasios, clubes y eventos atléticos generen ingresos. En lo particular, y por atender filosofía y valores personales, prefiero mantener “sana distancia” hasta que las condiciones estén mucho más estables y esto no lo veo hasta junio del 2021. Tan es así, que los eventos atléticos siguen siendo cancelados o suspendidos como los Majors en el caso de los maratones. Sin duda, un año irrecuperable para la industria con una oleada de efectos qué como estoy comentando, todavía es impredecible.

Si bien, habrá gente que aún con estas preguntas estará deseosa por asistir a un evento (yo lo estoy), unos optaremos por esperar y otros se inscribirán o buscarán participar a la brevedad posible. Lo que si, es que ya no será lo mismo. Viene una importante etapa donde los “nuevos” deportistas saldremos a mostrar cómo nos hemos transformado y como esos cambios adquiridos durante estos meses transformarán muchas industrias. No lo podemos prever hasta que suceda (por más investigaciones de mercado que se hagan)… y hablando de eso, en una pequeña encuesta realizada por SportsJunkie en twitter indica que el 49.2% de los participantes no piensa ir a un gimnasio aunque autoricen abrirlos, 25.7% dice que iría con medidas preventivas, 25.1% manifiesta que no sabe que haría. Falta mucho por ver.

Victor Alvarado
Victor Alvarado
Apasionado de los deportes, especialista en tecnología, gadgets, internet. Coach Deportivo que busca a ayudar a las personas a encontrar su mejor versión. Runner / Ciclista recreativo. Mercadólogo y Coach de tiempo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *