Mi primera cita en la montaña
27 diciembre, 2019
Carta para todos aquellos adictos al agua y al cloro.
21 enero, 2020
Mostrar Todo

¿Qué es mejor? ¿Un entrenador personal o usar una app?

Este tema suele no ser polémico para un sector de corredores, triatletas y deportistas. La discusión no cabe: un entrenador personal nunca va a ser superado por una app. Tienen razón. Sin embargo, hay ciertas circunstancias y contextos en los que vale la pena hacer esta comparación.

Si eres uno de esos que está con esta pregunta en la cabeza, espero que este artículo te sirva. Por lo regular las apps para correr son muy utilizadas como “bitácora” para llevar registro de lo hecho en los entrenamientos y durante las competencias para luego ser revisadas por un entrenador personal, y aunque muchas presentan características y funcionalidades para configurar entrenamientos, el diseño de los mismos regularmente provienen del entrenador que has contratado (aunque también hay casos en que los entrenadores son tan despersonalizados como un app, pero eso es para otro artículo).

Cuando recién te estás involucrando con la práctica de un deporte como el running, el punto de entrada están resultando ser las apps, y la mayoría cuenta con planes de entrenamiento diseñados por expertos para diferentes distancias y disciplinas. No está mal iniciar por este camino, los más expertos siempre dirán que es mejor tener tu entrenador personal, y repito, tienen razón y lo sé por experiencia propia, pero también entiendo que cuando vas empezando pasa por tu mente el tema de costos, si te va a gustar la disciplina o no, si sientes “pena” por ser un principiante y un resto de contextos que he escuchado.

Por lo tanto, iniciar a entrenar con un app no es del todo malo siempre y cuando estés consciente que llegado el momento tendrás que echar mano de un entrenador personal. ¿Por qué? Porque cada individuo tenemos necesidades distintas y reaccionamos distinto a las cargas de entrenamiento. Obviamente te va a ir bien siguiendo el programa propuesto por el app que seleccionaste. De no hacer ejercicio o hacer ejercicio ocasional a seguir un programa es seguro que mejorarás. Lo que no podrá hacer el app es “presionarte” cuando das señas de no hacer las cosas con la intensidad adecuada, cuando no realizas un entrenamiento o ajustar cuando no te sientes del todo bien. Usar un app, requiere mucha autodisciplina, mucha autocrítica y un conocimiento de uno mismo que los más novatos no solemos tener, eso es algo que vas aprendiendo con el tiempo y las competencias, le llaman experiencia. Usar un app requiere que no te engañes, que des todo en los entrenamientos y que estés consciente de que no estás siguiendo un plan tan individualizado. En los “Pro” está el tema del costo-beneficio, la mayoría de estas apps son gratuitas y aunque algunas funcionalidades o planes pueden requerir un pago adicional, no se compara con lo que tienes que pagar mensualmente por un entrenador personal. Además, si eres principiante, te podrá dar una noción de lo que implica entrenarse a diario, encontrarle el gusto y con el tiempo, ahora si, dar el salto para entrenarte con ayuda más cercana.

Para finalizar, todos (o la gran mayoría) te vamos a decir que lo mejor es tener un entrenador personal con el que puedas hablar, retroalimentarte y construir un entrenamiento adecuado a tus necesidades de tiempo y tus objetivos deportivos incluso hasta prevenir alguna lesión o sobreentrenamiento, sin embargo, no descartes el uso de las apps si tu situación todavía es incierta o si estás iniciando y quieres ver si esto es lo tuyo.  No lo olvides, antes de iniciar cualquier programa de entrenamiento (con app o con entrenador) vale la pena que te hagas un check-up médico general y si es posible, una prueba de esfuerzo para revisar que estás en condiciones de practicar deporte.

Victor Alvarado
Victor Alvarado
Apasionado de los deportes, especialista en tecnología, gadgets, internet. Coach Deportivo que busca a ayudar a las personas a encontrar su mejor versión. Runner / Ciclista recreativo. Mercadólogo y Coach de tiempo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *